lunes, 1 de noviembre de 2010

PANELLETS O PASTAS DE PIÑON


Este postre típico en Catalunya el día de Todos los Santos lo conocía ya con otro nombre como empiñonados, que en San Sebastián los ha comprado mi madre toda la vida como algo muy especial (y caro) sin relacionarse con ningúna fecha en especial. Recuerdo perfectamente que los compraba en la panadería pastelería Rich de la esquina de la manzana.
Aquí en Catalunya es  típico hacerlos para este día de todos los santos y luego también se come en Navidades. Los más típicos son los de mazapan "rebozados" de piñones, pero también los hay con costra de almendra picada, de coco, de cafe, de chocolate.... pero yo creo que los reyes son los de piñones en general para todo el mundo. Podría enseñaros un surtido, pero lamento deciros que como yo cocino para los míos, sería una manera de tirar panellets a la basura, porque nadie los comería. Se acabarían secando y podríamos jugar a ping pong con ellos. Así que me dedico como todos los años, a los panellets de piñones, que esos os aseguro que vuelan. Este año quiero mandar una caja a mis padres que en San Sebastián, lo que se come el día de los Difuntos son buñuelos de viento y huesitos de santo.

Los ingredientes son simples y además pocos, pero desgraciadamente caros: almendra molida tipo en polvo (como si fuera una harina), azúcar, huevo, (opcional: patata ó boniato cocido se supone que para abaratar costes) y piñones. Aunque el año pasado opté por los piñones chinos, básicamente por la diferencia de precio, he decidido volver a mis origenes y optar por el piñón nacional, que tiene mucho más sabor.

Cada paquete de 150 gr me ha salido a 3,50€ (algo menos del doble que el año pasado con el piñón chino).
 La almendra molida la he comprado en paquetes de 250 gr y me ha costado 2,50€ por paquete. Así que con más o menos 25€ contando el azúcar y los huevos me salen como un kilo y medio o más de panellets. Muy diferente de los casi 45€/kilo que he visto por ahi de los panellets ,,caseros,, en pastelerías (evidentemente en un supermercado es más barato pero nada que ver).

A mi me gustan mucho, pero he de reconocer que como mucho puedo comerme dos seguidos. Me empalagan un poco y me resultan pesados, pero en casa se los comen como las almendras uno detrás de otro.
Ingredientes para 75 panellets (calcular respecto a esto y cambiar las proporciones al gusto):
- 750 gr de almendra molida
- 750 gr de azúcar
- 2 yemas de huevo
- 330 gr de patata cocida
- 2 huevos para rebozar los panellets
- 400 gr de piñones para envolver los panellets

Lo primero que hago es cocer la patata en el microondas. Con piel. La envuelvo en plastico de cocina y la tengo unos 5 minutos. Dependerá de si son dos pequeñas ó una grande. La saco, la pelo y la dejo templar cortada en varios trozos.
Mientras tanto en una fuente ó bol grande, ponemos la almendra molida, el aúcar y las yemas.Con la mano (mejor si es con guante de tipo quirófano) removemos bien todo y amalgamos las yemas (podéis añadir una clara de huevo, pero por separado, cuando las yemas ya están absorbidas. Le da elasticidad a la masa).
La patata ya templada, la aplastamos bien con un tenedor o la pasamos por el pasapurés (no batidora!!!!). Se lo añadimos a la mezcla anterior y seguimos mezclando-como amasando- con la mano. Enseguida veremos que la humedad de la clara y la patata disuelve el grano de azúcar y la masa ya no es arenosa, sino más compacta. Aquí hay gente que le añade esencia de vainilla, ralladura de limón.....yo prefiero el sabor tal cual del mazapán.
Envolvemos la bola en film transparente para que no se nos seque y la metemos en la nevera al menos 6 horas (pueden ser 10 horas ó incluso al día siguiente).
Pasado el tiempo estimado, sacamos la fuente y la dejamos una hora para que tome temperatura y se mueda modelar la masa. Nos volvemos a poner unos guantes de latex y haremos bolitas del tamaño de una nuez(aquí hay gente que los prefiere pequeños y otros como bolas de ping pong).
Preparamos un plato con los piñones, una clara de huevo batida y segun vayamos haciendo las bolas, las pasamos por la clara y las ,,rebozamos,, en piñones. Lo ideal sería que se quedarán pegados tal cual, pero este es el paso más engorroso. Hay que ,,incrustarlos,, un poco e intentar que toda la superficie tenga piñón.


Las ponemos en una bandeja de horno con papel sulfurizado ó silpat. Precalentamos el horno a 180º.
Pintaremos luego un poco la parte de arriba con yema de huevo. Dejarlas 10-15 minutos y al final unos minutos de gratinado para que se doren un poco.
Dejar en el horno con la puerta abierta templar (los que podáis resistiros...) y a comer!!


Estos panellets o pastas empiñonadas, se conservan bastante bien, pero la tendencia es a secarse. Por eso si queréis que se os conserven estupendamente, los tendremos en una caja de latón. La masa se puede congelar y usar de la misma manera al cabo de uno ó dos meses. Yo lo suelo hacer para tenerla ya para navidad. Aunque realmente no es laboriosa de hacer. El paso más complicado es el tema del rebozado de piñones.
Los que no los conocéis, animáos que son una delicia.

3 comentarios:

Seda de Zanahoria dijo...

Que buenisima pinta tienen, aunque soy de tu opinion, tp podria comer mas de dos seguidos, pero bueno, de dos en dos.....jejeje.

Bss. Cris

Alicia dijo...

No he probado este dulce pero por su aspecto tiene que estar delicioso. Aquí como en el caso de tus padres se comen los huesos de santo y los buñuelos de viento.
Habrá que probar los panellets.
Besos.
Alicia.

Anónimo dijo...

El puente estuvimos en casa de mi hermana y como otros años que hemos ido en esa fecha señalada, mi hermana siempre los ha comprado, tipicos alli si que son, ya lo creo, un abrazo, angelamh.

Te puede interesar

Related Posts with Thumbnails