jueves, 10 de noviembre de 2011

PIRULETAS DE POLLO CRUNCH


Que mis padres hubieran vivido en Barcelona unos años cuando eran jóvenes, antes de acabar en San Sebastián  y que yo ahora viva en la ciudad Condal es una casualidad. Pero consecuencia de su paso por aquí, he oído toda mi vida una serie de palabras que aprendí como parte de mi vocabulario habitual. "mare meva (madre mía), pollastre (pollo) o eres muy dolenta (mala)" son parte de mi infancia. Cuando descubrí que mis amigos no sabían lo que eran esas palabras no entendía nada. Sin embargo ahora que vivo en Catalunya, el pollastre forma parte de mi dieta. Y además aquí los domingos es casi obligatorio comer pollo al ast (asado) con all i oli. Muchos establecimientos se han especializado en ello y hay colas este día.
Normalmente si comemos pollo asado el domingo, solemos utilizar los restos para reutilizarlos en una sopa, encebollado o en algún otro plato que se nos ocurra.
En este caso, se nos ocurrió hacer un pintxo que habíamos visto en un libro que nos encanta y del que ya os habíamos hablado. Se trata de Cocina para cóctel (Tony Botella).

Desde que lo vimos en el libro, supimos que algún día rescataríamos esa imagen guardada en nuestra memoria fotográfica para intentar plasmarla en un pintxo. Y aquí lo tenéis.

Ingredientes para unas 15 piruletas:
- 250 gr de pollo asado al estilo tradicional en horno
- 25 gr de crocante de piel de pollo
- 150 ml de nata líquida
- media manzana asada sin piel
- pimienta negra molida
- rollo acetato para pastelería
- palos de brocheta


1. Asar el pollo con hierbas provenzales, ajos, limón, sal, pimienta, aceite de oliva y una manzana. Separar la piel de la carne.
2. Poner la piel encima de un silpat en una bandeja de horno. Colocamos un papel de horno encima y otra bandeja de horno para que queden lisas. Meter en horno a 180º con calor arriba y abajo hasta que esté muy crujiente y dorado. Sacar y enfriar. Cortar con un cuchillo la piel hasta dejar un crocanti. Reservar.
3. Preparara moldecitos con el rollo de acetato de aproximadamente 1,5 cm de diámetro x 4 cm de altura.
4. Juntar la carne de pollo deshuesada (si tiene algo de salsa/grasa también), junto con la nata, la manzana y un toque de pimienta negra molida. Batir con la termomix o batidora a toda potencia hasta conseguir una masa cremosa. Meter en una manga pastelera. Rellenar los moldes que habremos colocado dentro de un aro de emplatar para hacer de "pared" que sujete los moldes
5. Introducir con cuidado un palo de brocheta en cada molde teniendo cuidado que no llegue de todo al fondo.
6. Dejaremos en nevera al menos 6 horas. Sacar un rato antes de comer, y cortar el celo que cierra el molde con unas tijeras. Rebozarlos sobre el crocanti de piel.
7. Servir con una reducción de Pedro Ximenez, un caramelo de salsa de soja, o una reducción de Oporto o vino tinto.

La verdad es que nos parece una manera muy original y divertida de aprovechar esos restos de pollo asado que soláis comer en familia (eso, si sobra claro!). Una ventaja para cenas o celebraciones grandes porque se pueden congelar y reservar el crocanti en un bote. El día del evento/comida podemos sacarlos una hora antes y proceder de la misma manera. El crocanti se ha de conservar en un sitio muy seco.

4 comentarios:

inesichi dijo...

Me encanta!! este mismo fin de semana lo practico para presentarlo al concurso de Pintxos "casero" que hacemos entre amigos en Diciembre.
Solo una duda, ¿¿se sirve frio o caliente??
MUCHAS GRACIAS!

MIBLOGDEPINTXOS dijo...

hola inesichi....es un pintxo que se sirve a temperatura ambiente....ya me dirás qué tal.

Anónimo dijo...

alaaaaaaaa que bonito por dios. ¿y eso dices que es pollo asado? cualquiera lo diria. Me encanta.
ana

inesichi dijo...

Hola de nuevo!! ya tengo todos los ingredientes pero llevo dos dias buscando el dichoso rollo de pvc y no lo encuentro en toda Zaragoza!!! alguna alternativa??? Donde se compra?? hasta he ido a una tienda que hay de suministros de hosteleria y nada....
GRACIAS DE NUEVO!
Ines

Te puede interesar

Related Posts with Thumbnails